Salvem Sa Badia

Crece la oposición a los ferris en el Ayuntamiento de Sant Antoni, que debatirá su continuidad en el próximo pleno

By 15 octubre 2020 marzo 12th, 2021 No Comments

Ayer se produjo una importante novedad en relación al debate sobre el tráfico comercial de ferris en el puerto de Sant Antoni. Si PSOE-Reinicia, el pasado 2 de octubre, ya anunció a través de un comunicado oficial su oposición a la entrada de buques en el puerto, ahora ha sido Proposta per Eivissa (PxE), socio de gobierno de PP y Ciudadanos, quien también se ha manifestado en contra del regreso de estos barcos a la bahía.

Joan Torres, primer teniente de alcalde y concejal de PxE, anunció el resultado de una votación interna de esta formación política, que se celebró el pasado fin de semana. Según Torres, una holgada mayoría ha dicho que no quiere barcos grandes en el puerto. Al igual que los socialistas, PxE también llevará esta cuestión al próximo pleno del Ayuntamiento, que se celebrará a final de mes, lo que obligará al resto de partidos a pronunciarse.

Cabe recordar que en la actualidad el PP cuenta con 9 concejales, el PSOE-Reinicia tiene 8, Unidas Podemos 2, PxE 1 y Ciudadanos 1. Hasta el momento, de forma pública y rotunda, se han pronunciado en contra de los ferris PxE y los socialistas. El concejal de Ciudadanos, por su parte, ha dicho que es partidario del regreso de los ferris.

En el seno del PP hay notables discrepancias, aunque el alcalde, Marcos Serra, ha dicho que, de manera particular, es partidario de que las navieras puedan atracar en Sant Antoni sin traer camiones. Sin embargo, miembros históricos del PP, como el antiguo alcalde Antoni Marí Tur, Botja, y el empresario y concejal en dos legislaturas Pepe Roselló, entre otros, se han manifestado claramente en contra. Serra, en cualquier caso, no va a pronunciarse de forma definitiva hasta consultar más a fondo con su partido y con las asociaciones del municipio, tal y como ya ha dicho en más de una ocasión. Dispone de un par de semanas para ello.

En cuanto a Unidas Podemos, también ha declarado, según informa Diario de Ibiza, que también votará a favor de prohibir los ferris. Parece, por tanto, muy posible que el pleno acabe votando en contra del tráfico comercial, con independencia del voto que finalmente adopte el PP. Cabe recordar que, en su día, Ports IB, organismo del Govern balear que gestiona el puerto, ya se comprometió a cumplir con lo que decida el Ayuntamiento, según ha recordado el propio Joan Torres en la rueda de prensa de esta mañana.

Es importante subrayar también que los miembros del Comité Ciudadano, por abrumadora mayoría, ya se pronunciaron en contra de los ferris en una asamblea celebrada el pasado enero. Aunque el acuerdo de gobierno entre PP, PxE y Ciudadanos incluía someter esta cuestión a una consulta popular, al final no ha podido hacerse por cuestiones administrativas.

Cuando PSOE-Reinicia anunció su postura contraria a los ferris, argumentó que la ciudadanía de Sant Antoni “pide masivamente la recuperación ambiental de la bahía de Portmany”, y que ésta “se dedique únicamente a actividades turísticas, deportivas, de ocio y pesqueras. Una bahía que se integre dentro de la población para que la ciudadanía y nuestros visitantes la puedan disfrutar plenamente”.

Los socialistas, asimismo, subrayaron los perjuicios que provoca el tráfico marítimo de grandes buques: “A los daños ambientales, que son muchos, tanto de contaminación como de movimiento de aguas, se suman los ruidos, los atascos de tráfico y todas las molestias que esta actividad provoca”.

PxE, por su parte, señaló ayer, a través de Joan Torres, que el tema del puerto “es de carácter transversal y, ante la imposibilidad de realizar una consulta popular, hemos estado en contacto con las distintas asociaciones de Sant Antoni: Hoteleros, restauración, comercio, sector náutico, etcétera, y la amplia mayoría opinan que los ferris solo aportan problemas de movilidad, medioambientales y de seguridad. En cambio, no aportan riqueza al pueblo ya que las personas y los coches que descienden del barco se reparten por el resto de la isla, Así, en el año 2019 la ocupación hotelera en la bahía fue mayor que la del 2.018, último año en que hubo ferris”.

Torres, asimismo, recalcó la suficiente capacidad que tiene la infraestructura de Es Botafoc, en el puerto de la capital, para asimilar todo el tráfico comercial marítimo de la isla, y quiso destacar el modelo de Santa Eulària, con un puerto integrado en la localidad en el que solo hay tráfico deportivo. “Y es el municipio de Ibiza que tiene más renta”, apostilló.

Debate sobre los ferris en la TEF

Anoche, la polémica siguió también en el espacio Bona Nit Pitiüses, de la Televisió d’Eivissa y Formentera (TEF). En el programa primero se realizó una entrevista al alcalde, durante la que no se pronunció en un sentido u otro, y aseguró que, al igual que ya ha hecho PxE, se consultará a las asociaciones de la localidad, así como a sus bases, para tomar una decisión.

Tras su intervención, se desarrolló un debate en el que participan concejales del PP, Ciudadanos, PSOE-Reinicia y Podemos. Cabe destacar que aquí las posiciones quedaron nuevamente definidas en los mismos términos: el PP no se mostró partidario de ninguna postura, Ciudadanos se manifestó a favor del regreso de los ferris y PSOE-Reinicia y Podemos se declararon claramente en contra.

En el transcurso de la discusión, se defendieron argumentos en contra y a favor, y hubo incluso quien sugirió que el Club Nàutic Sant Antoni, cuyos socios han impulsado la iniciativa Salvem Sa Badia de Portmany, tiene intereses económicos en la zona de los ferris, por ejemplo, ampliando su capacidad de amarre. Sin embargo, Es Nàutic ha declarado en reiteradas ocasiones que es partidario de que no se instalen más amarres en la bahía y que la institución se compromete a un crecimiento cero en este sentido, como queda patente en esta noticia publicada el pasado enero.

Por otra parte, en el debate también se aludió a la campaña de publirreportajes en formato entrevista que Salvem Sa Badia ha publicado en la prensa pitiusa, donde aparecen destacadas personalidades, como políticos de múltiples tendencias y empresarios, que defienden una bahía sin ferris. Estas personas han expresado siempre su opinión sobre ésta y otras muchas cuestiones vinculadas a la bahía, sin que en ningún momento se haya alterado la literalidad de sus manifestaciones.