Proyectos

Estim sa Badia: Voluntarios

Se trata de un proyecto de voluntariado de dos meses de duración (julio y agosto) en el que se trabaja para concienciar sobre buenas prácticas entre las embarcaciones que fondean en la bahía. Está formado por un equipo de ocho voluntarios que se renuevan quincenalmente, coordinados por una bióloga de Salvem sa Badia, que también realiza el seguimiento de las actividades.

Las tareas de este equipo también consisten en desarrollar encuestas de evaluación de las posibles soluciones a los problemas de la bahía, con diferentes propuestas para resolver la cuestión del fondeo y otros asuntos.

Además, proporcionan información a empresas, asociaciones y residentes que recurren al fondeo en la bahía y, por tanto, se ven en la necesidad de compartir su espacio con otras embarcaciones. Juntos tratamos de buscar soluciones para evitar la masificación y garantizar el desarrollo de buenas prácticas en las empresas que fomentan el turismo náutico, para que su actividad no tenga un impacto ambiental en la costa y los fondos marinos.

El equipo de voluntarios también trabaja para concienciar a los usuarios del mar sobre el reciclaje de los residuos y el uso correcto de los contenedores destinados a tal fin.

Los objetivos de este proyecto son:

1º) Concienciar a los navegantes y usuarios sobre la importancia de preservar el entorno y la biodiversidad.

2º) Concienciar sobre buenas prácticas de seguridad en el mar a los usuarios de la bahía.

3º) Concienciar a los jóvenes de la bahía y de toda la isla, a través de un programa de voluntariado y aprendizaje, acerca de la importancia de valorar el patrimonio (natural, etnográfico y arqueológico).

Buceadores voluntarios

Salvem sa Badia de Portmany, en coordinación con el Govern balear y la colaboración del Ayuntamiento de Sant Josep y Arenal Diving, ha creado un nuevo equipo de buceadores voluntarios con el objetivo de impulsar la Xarxa de Monitoratge de la Posidònia de les Illes Balears, en Ibiza.

Esta red de monitorización de las praderas de posidonia la puso en marcha la Dirección General de Pesca y Medio Marino del Govern balear en 2002, con financiación europea y la colaboración del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA). Tras cinco años paralizado (2012-2017), el proyecto se retomó gracias a los fondos del Impuesto de Turismo Sostenible.

Esta iniciativa fue concebida para conocer el estado de salud de las praderas y encontrar fórmulas adecuadas para gestionar su conservación. Sus principales objetivos son evaluar el estado actual de las praderas, monitorizando su evolución, y concienciar a la población sobre los problemas que afectan al Mediterráneo y la importancia de conservar las praderas marinas para mantener el equilibrio biológico y la biodiversidad.

El equipo de buceadores voluntarios está operativo y lo organiza la bióloga de Salvem sa Badia Elisa Langley, en coordinación con el equipo de la empresa pública Tragsa, que gestiona Xarxa Posidònia por encargo del Servicio de Protección de Especies de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio. Uno de los grandes retos que afronta Ibiza es la ampliación del número de estaciones de muestreo que integran la red y que en las Pitiüses es muy bajo. En el momento de la creación de este nuevo equipo de buceadores voluntarios, solo existían dos estaciones en Ibiza y otras dos en Formentera, frente a las más de treinta de Menorca y las más de veinte de Mallorca.

El Ayuntamiento de Sant Josep se ha sumado a la iniciativa, cubriendo los gastos necesarios derivados de las operaciones de seguimiento de la posidonia y además incorporará a la red la información que ha recopilado a través de los recientes estudios realizados sobre las praderas de posidonia de Porroig, Cala d’Hort y Cala Vedella.

El grupo de voluntarios inició sus actividades en el verano de 2022, recuperando la estación de es Vedrà, a la que no se había acudido desde 2012, y creando otra estación de seguimiento en Cala Gració. También se trabaja en la integración de más voluntarios en el equipo y en desarrollar dos nuevos puntos de estudio en la bahía y otros en la isla de Ibiza.

La iniciativa encaja en el objetivo número 5 de Salvem Sa Badia de Portmany, donde se apuesta por promover la participación de entidades científicas y docentes para la realización de estudios que permitan conocer mejor la situación de la bahía y elaborar propuestas de mejora de su calidad medioambiental.

Los interesados en formar parte de este equipo de voluntarios deben disponer de alguna titulación en buceo y disponer de seguro para la práctica de esta actividad.

Más información a través de email (estimsabadia@gmail.com) y WhatsApp (+34 682 120 835).

Ayúdanos a cuidar tu entorno y futuro

Tu donación contribuirá a conservar la Bahía de Portmany

Donar ahora

Únete a Salvem sa Badia de Portmany

Contribuirás a recuperar y evaluar el territorio y concienciar para protegerlo

Hazte socio